devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com

 

Someta sus planes en manos de Dios

Someta sus planes en manos de Dios

1.- Lectura bíblica: Salmos 37:5; 40: 4.

2.- Un versículo para memorizar:

“Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza, y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira.” (Salmos 40: 4 | RV 60)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Las últimas imágenes que recuerda José Antonio Aguirre Alcalá antes de partir de la ciudad de Barcelona, son la Catedral de Gaudí, el Parque Güell y el Paseo de Gracia, que solía visitar con frecuencia.

Son los mismos monumentos que espera volver a ver cuando retorne a España.

Este aventurero, como un quijote de la modernidad, emprendió un largo viaje hacia México desde donde pretendía iniciar un recorrido que terminará en la Patagonia después de recorrer más de veinte mil kilómetros.

Lo acompaña su caballito de acero, un equipaje de 50 kilos y material para elaborar artesanías que vende por el camino para subsistir. Ha visto hermosos amaneceres, atardecer es de ensueño, pero también ha pasado largas noches de frío y días calurosos, en los que el sol parece derretir el pavimento.

Todo iba bien hasta que se quedó varado en Colombia por cuenta del Covid-19, lo que temporalmente frustró su objetivo. No obstante, tiene el convencimiento de que terminará su meta.

En una entrevista que publicó el diario El País, de Cali, dijo: “El plan es que no hay plan. Sigo con la mira de llegar a Argentina. Cómo hacerlo, no lo sé. Espero que todo vaya fluyendo.

¿Cuántas veces nos ha ocurrido como a José Antonio, el viajero español, que emprendemos planes que terminan frustrados? Sin duda, en infinidad de ocasiones.

El mayor problema del ser humano es trazar planes sin tener en cuenta a Dios.

En la biblia leemos:

“Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará.” (Salmos 37: 5 | RV 60)

Definir metas a corto, mediano y largo plazo es maravilloso, pero materializar esas iniciativas es posible solamente cuando dependemos del Creador, Aquél que todo lo puede. Él es quien nos permite superar los obstáculos.

Hay otro poderoso texto que comparte el autor sagrado:

“Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza, y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira.” (Salmos 40: 4 | RV 60)

Soñar es muy importante. De hecho, Dios mismo es un soñador y ama a quienes sueñan en grande. Sin embargo, es necesario que rindamos nuestros propósitos a los pies de Dios.

Él los concede la capacidad y la fortaleza necesarias para realizar nuestros planes.

Si no ha recibido aún a Jesucristo como su único y suficiente Salvador, hoy es el día para hacerlo. Emprenda de Su mano el viaje maravilloso hacia el cambio y crecimiento permanentes.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Alguna vez he experimentado frustración por emprender proyectos en mis fuerzas y comprobar que no se pudieron realizar?

b.- ¿Dependo de Dios o de mis propias fuerzas para desarrollar planes y proyectos?

c.- ¿He tomado la decisión de reavivar planes y proyectos que tenía refundidos en el baúl del olvido?

Desde hoy me fijo la meta de someter todos mis sueños y proyectos en manos de Dios.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT