devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com

 

Música de Dios para nuestra alma

Música de Dios para nuestra alma

1.- Lectura Bíblica: Mateo 11: 28-30

2.- Versículo para memorizar:

"Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.” (Mateo 11: 28-30 | RV 60)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

¿Sabía usted que la música trae tranquilidad a las personas? Diferentes ritmos una sensación de paz generan en nuestro organismo. Otros, por el contrario, producen ansiedad, especialmente aquellos que son estridentes y desatan un estado desasosiego.

Leí que, incluso, hay música que altera los estados de ánimo de las mascotas.

David Teie es un intérprete del violonchelo que sufre alergia con los gatos. Sin embargo, es el compositor de varios temas que ha subido a YouTube y otras plataformas y que tienen la extraña característica de calmar a los felinos cuando están inquietos.

Según ha confesado el artista, enfocó su trabajo en convertir los ronroneos y otras expresiones gatunas, en sonidos musicales. Para lograr este propósito, utiliza 26 instrumentos. Cuando los escuchan, los animalitos entran en un estado de bienestar.

Ahora bien, lo interesante es que en usted y en mí también funciona la música. Es una herramienta valiosa a la que podemos acudir cuando nos encontramos con ansiedad, depresivos, enojados o irritables.

Pueden ser temas instrumentales o la música cristiana, que resultan muy tranquilizadores.

Por este motivo, cuando estamos sumidos en la desesperanza o la angustia como consecuencia de las circunstancias adversas, nos suenan como música las palabras que pronunció el Señor Jesús a una multitud:
"Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.” (Mateo 11: 28-30 | RV 60)
Hay momentos en los que el desespero toca a nuestra puerta. No podemos darnos por vencidos.

Es justamente en esos períodos cuando debemos ir al Señor Jesucristo en oración y contarle cómo nos sentimos.

Hable con Dios al orar en intimidad y hágalo hasta que escuche la suave voz hablándole a su mundo interior, esa voz que nos trae paz y tranquilidad.

No podemos llevar la carga solos. Si nos empecinamos en hacerlo, nos daremos por vencidos fácilmente.

Hoy es el día de volver nuestra mirada al Señor Jesús y confesarle cómo nos sentimos. Lo hacemos como a un amigo, pero también, conscientes de que nos estamos dirigiendo a Dios, que todo lo puede.

No olvide jamás que el Señor trae descanso a nuestro ser para tener la fortaleza que nos permita reemprender el camino, tomados de Su poderosa mano.

Si no ha recibido a Jesucristo, hoy es el día para que lo haga. Permítale tomar el control de su vida. Él es el único que puede cambiar el curso de su historia y la de su familia.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Permite que en su vida los problemas de la cotidianidad se conviertan en instrumentos de tormento?

b.- ¿Tiene identificado qué le roba la paz interior?

c.- ¿Qué hace cuando se encuentra en un estado de ansiedad. angustia, desasosiego o depresión?


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT