devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com

 

Logre cambios en su vida que permanezcan siempre

Logre cambios en su vida que permanezcan siempre

1. Lectura Bíblica: Lucas 6:43-45

2. Versículo para memorizar:

“Lo que uno dice brota de lo que hay en el corazón.” (Lucas 6:43-45. NTV)

3. Reflexión en la Palabra de Dios:

Los cambios para que sean eficaces, deben ser genuinos. Tener raíces sólidas. Por supuesto, no será en nuestras fuerzas porque los seres humanos generalmente nos damos por vencidos cuando surgen dificultades o nuestra vieja naturaleza nos traiciona, reaccionamos y, en adelante, pensamos que jamás lo lograremos.

Las modificaciones en nuestros patrones de comportamiento, a nivel personal y familia, deben comenzar desde adentro hacia afuera. No al revés, porque sería mera apariencia.

Nuestro amado Salvador Jesucristo lo ilustró de la siguiente manera: “Un buen árbol no puede producir frutos malos, y un árbol malo no puede producir frutos buenos. Al árbol se le identifica por su fruto. Los higos no se recogen de los espinos, y las uvas no se cosechan de las zarzas. Una persona buena produce cosas buenas del tesoro de su buen corazón, y una persona mala produce cosas malas del tesoro de su mal corazón. Lo que uno dice brota de lo que hay en el corazón.” (Lucas 6:43-45. NTV)

Lo que determina el grado de influencia que Dios está ejerciendo en nosotros, a través de la oración, la lectura diaria y sistemática de las Escrituras y una disposición permanente de Su búsqueda, es la manera como se transforma nuestra forma de pensar y de actuar, es decir: los frutos.

Si el Señor gobierna nuestro ser, Él trae cambios y progresivamente vamos experimentando cambios sólidos que no se modificarán hacia atrás pese a la información con la que nos bombardea la sociedad, plagada de antivalores.

Tenga presente que la transformación de un hijo de Dios siempre está relacionada con la forma de pensar. Renovar nuestra mente. Ese es el secreto. Es posible si nos rendimos de corazón a Dios.

Si reconocemos que los antivalores de la sociedad corrompen el propósito del Padre para nosotros así como la identidad que debe asistirnos siempre. Por supuesto, renovar la mente nos traerá un enorme conflicto, pero podemos vencer con ayuda de nuestro Poderoso Creador.

El primer paso que usted debe dar y al que le invitamos, es recibir a Jesucristo como el Señor y Salvador de su vida. Le aseguramos que no se arrepentirá. Él nos lleva a nuevos niveles de vida.

4. Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a. ¿Creo que mi familia vale la pena tanto como para cambiar con ellos?

b. ¿Tengo claro qué aspectos debo cambiar con mi familia?

c. ¿He intentado alguna vez cambiar con mi familia?

d. ¿Estoy dispuesto a cambiar con mi familia?

En adelante emprenderé el proceso de cambio con mi familia, con ayuda de Dios.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT