devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com
Dale clic aquí para recibir actualizaciones diarias en tu correo electrónico.

 

¿Es usted un esclavo moderno de la tecnología?

¿Es usted un esclavo moderno de la tecnología?

1.- Lectura Bíblica: Efesios 5:15, 16.

2.- Versículos para memorizar:

"Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. “ (Efesios 5:15, 16. RVR 1960)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

¿Se ha preguntado cuánto tiempo pasa usted frente al teléfono celular o quizá revisando su correo electrónico? Tómese unos segundos para responder esta pregunta.

Reviste mucha importancia. De acuerdo con los especialistas ocuparse demasiado de los dispositivos electrónicos conduce a enfermedades, altos niveles de preocupación y problemas familiares.

Por ejemplo, un estudio realizado por psicólogos de la Universidad de Hamburgo, en Alemania, confirmó que el estrés generado por revisar el celular es muy alto:

"Los expertos entrevistaron a 132 personas de 13 lugares de trabajo distintos y al revisar su saliva midieron los niveles de cortisol. El resultado mostró que los niveles de esta hormona eran mucho más altos en quienes seguían respondiendo correos de trabajo por fuera de la oficina. Lo más curioso del experimento es que los expertos encontraron que cuando se trabaja a distancia también se tienen los niveles de cortisol elevados. El trabajo, publicado en la revista Journal of Occupational Health Psychology, reveló que hay dos tipos de trabajadores: los que separan su vida laboral de la privada, y los que no logran hacerlo y sufren estos efectos tan nocivos.” (Artículo: “Revisar el correo estresa”. Revista Semana. Edición digital. 08/17/2015. Colombia)

Estar atentos a las actualizaciones del teléfono móvil, minuto a minuto, nos desconecta de la familia, produce distanciamiento en la relación de pareja, y eventualmente discusiones. Ligado a esto, nos preocupan asuntos — personales o de terceros — que no podemos resolver si nos encontramos, por ejemplo, en un restaurante o haciendo fila en una entidad bancaria.

El tiempo mínimo que las personas pasan en el dispositivo celular es de treinta minutos y el máximo, cinco horas.

¿Cayó usted en esa situación? Si es así, bien valdría que tenga en cuenta la recomendación que le hizo el apóstol Pablo a los creyentes de Éfeso: “Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.“ (Efesios 5:15, 16. RVR 1960)

Jamás olvide que los hábitos en exceso, son destructivos. No solo nos generan problemas sino que termina afectando a quienes amamos, y en su conjunto, a las personas que nos rodean.

Llegó el tiempo de hacer un alto en el camino y aplicar correctivos con ayuda de Dios. Jamás olvide que no hay adicción que no podamos vencer si caminamos tomados de la mano del Señor Jesús. ¡Hoy es el día para tomar la decisión!

Si no ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador, es el momento de dar ese paso. Ábrale las puertas de su corazón y experimente el crecimiento personal, espiritual y familiar que tanto anhela.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Cuánto tiempo pasa atrapado por su teléfono celular?

b.- ¿No puede pasar un minuto sin que haya visto su actualización en las Redes Sociales?

c.- ¿Depende de otros, que escriban un “me gusta” en sus actualizaciones de las Redes Sociales para sentirse feliz?

d.- ¿Siente que es un adicto a los dispositivos electrónicos?

e.- ¿Ya pidió a Dios que le ayude a superar cualquier hábito destructivo ligado a la utilización de los dispositivos electrónicos?


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT