devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com

 

El orgullo y la prepotencia destruyen su vida

El orgullo y la prepotencia destruyen su vida

1.- Lectura Bíblica: Proverbios 27:2

2.- Versículo para memorizar:

“Que te alabe otro y no tu propia boca; que lo haga un desconocido, no tus propios labios.” (Proverbios 27:2. Nueva Traducción Viviente)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

En el proceso de mantener buenas relaciones interpersonales juega un papel fundamental que no estemos jactándonos de quiénes somos, lo bueno que hacemos, lo inteligentes que resultamos frente a determinadas circunstancias y tantas otras formas de exaltarnos de manera desmedida.

¿Ha obrado así? Si la respuesta es correcta, pregúntese: ¿Es éste el comportamiento apropiado? Sin duda que no.

Quienes nos rodean son las personas llamadas a expresar la apreciación que tienen de nosotros.

Al respecto el rey Salomón escribió: “Que te alabe otro y no tu propia boca; que lo haga un desconocido, no tus propios labios.” (Proverbios 27:2. Nueva Traducción Viviente)

Cuando nos consideramos superiores, no hacemos otra cosa que levantar una enorme barrera alrededor nuestro que impide unas buenas relaciones interpersonales.

Pongo como ejemplo la relación matrimonial: Si usted es de que aquellos que se auto exaltan, menospreciando a su cónyuge, pronto esa relación comenzará a desmoronarse, y además de perder el afecto, confianza y respeto, se granjeará el rechazo de su pareja.

Es un principio que aplica a todas las relaciones interpersonales. Todos los seres humanos merecemos respeto. No sólo por lo que pudieran pensar de nosotros sino además, por lo que nosotros pensamos de las personas que constituyen nuestro círculo familiar, de amistades o de orden social: en el trabajo, el lugar de estudio y los sitios comunes a los que concurrimos.

Es importante hacer un alto en el camino y evaluar si nuestra forma de mostrar lo que somos o lo que hacemos, resulta molesta.

Tenga presente que auto exaltarnos no hace otra cosa que levantar una enorme barrera alrededor nuestro. ¡Hoy es el día para cambiar y con ayuda de Dios podemos lograrlo!

Si no ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador, hágalo ahora; tome esa decisión. No se arrepentirá jamás. Prendidos de la mano de Jesús emprendemos el camino hacia el crecimiento personal y espiritual.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual.

a.- ¿Qué opinión tiene de sí mismo?

b.- ¿Considera acaso que es más importante que otras personas?

c.- ¿Ha tenido problemas en las relaciones interpersonales por la opinión que tiene de sí mismo?

d.- ¿Tener una alta opinión de sí mismo le ha llevado a menospreciar a otras personas?

Hoy es el día para someter nuestra propia opinión en manos de Dios


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT