devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com
Dale clic aquí para recibir actualizaciones diarias en tu correo electrónico.

 

Cinco errores en las redes sociales que afectan nuestra espiritualidad

Cinco errores en las redes sociales que afectan nuestra espiritualidad

1.- Lectura Bíblica : 1 Corintios 3:16; 1 Corintios 6:19, 20

2.- Versículo para memorizar :

“¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?” (1 Corintios 3:16)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios :

¿Ha pensado que las redes sociales afectan nuestra espiritualidad? Probablemente no creemos que la lectura Bíblica, la práctica de la vida cristiana y nuestro desenvolvimiento social, particularmente en el Internet, estén íntimamente ligados y produzcan un efecto transformador.

Sin embargo, así es. Le invitamos a realizar un pequeño análisis.

Por ejemplo: si publica en su perfil fotografías atrevidas de su cuerpo, así lo haga inconscientemente, irá en contravía de algo que es fundamental: la intimidad que sólo deben apreciar Dios y su cónyuge, si está bajo el matrimonio.

Le invitamos a tomar nota de lo que enseña el apóstol Pablo, cuando cuestionó el comportamiento de los cristianos de Corinto, algunos de los cuales mantenían vínculos con la mundanalidad:

“¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?” (1 Corintios 3:16. La Biblia de Las Américas)

Una palabra soez, ofende sus principios de fe así como compartir mensajes con doble sentido.

Hay por lo menos 5 errores que cometemos con frecuencia en cuanto al manejo de la navegación. Preste atención:

1.- Exponer su cuerpo en fotos comprometedoras.

2.- Exponer a la familia y suministrar datos e información muy particular.

3.- Hacer comentarios innecesarios o críticas hacia alguien o algo.

4.- Proporcionar información confidencial, como revelar gustos.

5.- Informar dónde se encuentra, por ejemplo, revelando que dejó sola su vivienda por encontrarse fuera de la ciudad.

Nuestra vida cristiana en la práctica diaria debe ser integral. No solo involucra nuestros pensamientos sino también nuestras acciones.

En esa dirección, lo que publicamos en la Internet habla mucho de la fe que profesamos.

Insistimos en las enseñanzas del apóstol Pablo:

“¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Pues por precio habéis sido comprados; por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.” (1 Corintios 6:19, 20. La Biblia de Las Américas)

En adelante, sea sumamente cuidadoso de lo que difunde. Piense por un instante que cuanto dice y publica, habla de la clase de cristianismo que usted profesa.

Si no ha recibido a Jesús como Señor y Salvador, es hora de abrirle las puertas de su corazón. Prendidos de Su mano, avanzará en el proceso de crecimiento personal, espiritual y familiar. Decídase por Jesucristo en su vida y en el hogar.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Cómo maneja usted las redes sociales?

b.- ¿Ha evaluado el tipo de publicaciones que socializa en el Internet?

c.- ¿Qué relación hay entre el manejo de las redes sociales y las Escrituras (1 Corintios 3:16; 1 Corintios 6:19, 20)?

d.- ¿Ha visto con preocupación publicaciones de otras personas en redes sociales que afectan su honra e intimidad?

e.- ¿Qué cambios imprimirá desde hoy al manejo de su perfil en las redes sociales?


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com