devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com

 

Viva este día como si fuera el último

Viva este día como si fuera el último

1.- Lectura Bíblica: Lucas 12:16-21

2.- Versículo para memorizar:

"Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios." (Lucas 12: 20, 21 | RV 60)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Harriett fue en su tiempo, una exitosa empresaria. Siempre tuvo el control de su vida y pretendió hacerlo con su familia: controlarlos. Eso llevó a la ruptura en sus relaciones del círculo más cercano: el del hogar. Parecía que no le hacía falta absolutamente nada. En esa etapa de la vida, no le importó.

Sin embargo, un día su vida dio un giro inesperado cuando el especialista le diagnosticó insuficiencia cardiaca crónica. Fue claro al advertirle que sus días estaban contados.

Aun cuando no se inmutó al recibir la noticia, a partir de ese momento decidió vivir al máximo. Restauró las relaciones con su ex esposo, pidió perdón a la hija, con la que siempre tuvo dificultades en las relaciones, y cambio con todos.

Harriet decidió vivir la vida Aprovechó cada minuto e imprimió un cambio definitivo en su existencia.

Su historia es el argumento de la película “Mi última palabra”, del director, Mark Pellington. No es una cinta más porque arroja valiosas enseñanzas cuando se la aprecia desde la perspectiva de aprender de los errores.

En Lucas 12:16-21, encontramos el relato sobre la vida de un hombre que, tras tenerlo todo, decide vivir plácidamente de sus posesiones por el resto de sus días.

Sin embargo, algo imprime un viraje sorprendente a sus planes:

"Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios." (Lucas 12: 20, 21 | RV 60)

Al igual que el acaudalado hombre de negocios al que se refiere el pasaje, con frecuencia olvidamos que nuestro tránsito terrenal es muy breve. No tenemos certeza de cuándo partiremos a la eternidad.

Piense por un instante cuánto de nuestro tiempo destinamos a pelearnos con los miembros de la familia, las ocasiones que nos desalentamos por los pequeños fracasos e, incluso, todo cuanto nos preocupamos por el mañana, sin saber si ese mañana llegará.

Es hora de reflexionar en qué áreas comportamentales estamos fallando y los cambios que debemos adoptar, ojalá hoy mismo.

Cada nuevo día los vamos a aprovechar al máximo, vivirlo como si fuera el último. Aprovechar cada minuto como si fuera el último. Es hora de cambiar, y lo lograremos con ayuda de Jesús.

Si no ha recibido aún a Jesucristo como su único y suficiente Salvador, hoy es el día para hacerlo. Emprenda de Su mano el viaje maravilloso hacia el cambio y crecimiento permanentes.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿He evaluado cómo estoy viviendo cada instante de mi vida?

b.- ¿Soy consciente que quizá muchas de las grandes oportunidades las dejé ir por mis actitudes, carácter o temores?

c.- ¿Realmente he vivido mi vida plenamente?

Pediré dese hoy sabiduría a Dios para que me oriente sobre lo que debo hacer con mi vida y los cambios que debo asumir.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT