devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com
Dale clic aquí para recibir actualizaciones diarias en tu correo electrónico.

 

Si Dios nos perdonó, ¿por qué culparnos?

Si Dios nos perdonó, ¿por qué culparnos?

1.- Lecturas Bíblicas : Romanos 5:8; 6:6.

2.- Versículos para memorizar :

“…Dios mostró el gran amor que nos tiene al enviar a Cristo a morir por nosotros cuando todavía éramos pecadores.” (Romanos 5:8)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios :

¿Lo asalta una culpabilidad por su vida de pecado de años pasados? Piénselo. Usted y yo hemos sido pecadores, por años. Si nos atuviéramos a la Ley contenida en el Antiguo Testamento, hace tiempo deberíamos haber muerto, quizá apedreados.

Y aunque Dios nos perdonó (Cf. Miqueas 7:18, 19), nos empecinamos en portar el cartel con todas nuestras trasgresiones. Fuimos perdonados y lavados por el Padre de la maldad en la que incurrimos otrora, pero quienes no creemos esa obra maravillosa, somos nosotros.

No obstante nuestras trasgresiones a los mandamientos de Dios, Él fue amoroso y gracias a la obra del Señor Jesús en la cruz, trajo perdón.

El apóstol Pablo dice que “…Dios mostró el gran amor que nos tiene al enviar a Cristo a morir por nosotros cuando todavía éramos pecadores.” (Romanos 5:8)

Quienes debíamos morir éramos usted y yo, pero Jesús tomó nuestro lugar.

Probablemente me dirá: “Eso ya lo sé hace mucho tiempo”. De acuerdo. Entonces, ¿por qué arrastra esa culpabilidad en su existencia, que le impide crecer?

No debería ser así, porque nuestra naturaleza quedó clavada en la cruz, como advierte el autor bíblico:

“Sabemos que nuestro antiguo ser pecaminoso fue crucificado con Cristo para que el pecado perdiera su poder en nuestra vida. Ya no somos esclavos del pecado.” (Romanos 6:6)

Ya el pecado no puede gobernar nuestra existencia porque Cristo venció. No hay razón para seguir acusándonos por los errores del ayer. Tampoco para seguir atados a la mundanalidad.

Aunque la carne pretenda arrastrarnos a la pecaminosidad, podemos prendernos de la mano de Jesús el Señor y reclamar nuestra victoria, porque el pecado no tiene gobierno. Es cosa del pasado.

Desconozco si aún no ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador. Si no lo ha hecho, le invito para que le abra hoy las puertas de su corazón. Si lo hace, emprenderá el maravilloso viaje hacia el crecimiento personal, espiritual y familiar. Decídase hoy por Jesucristo.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual :

a.- Frente a nuestra vida de pecados, ¿qué hizo Dios para mostrarnos su amor y misericordia (Romanos 5:8)?

b.- De acuerdo con las Escrituras, ¿qué hizo el Señor Jesús en la cruz con nuestra naturaleza pecadora (Romanos 6:6)?

c.- ¿Cuál es la razón para afirmar que el pecado ya no tiene gobierno en nuestro ser?

d.- En su vida, ¿encuentra alguna razón para auto acusarse por los errores del ayer?

e.- ¿Por qué podemos hoy reclamar nuestra victoria sobre el pecado?


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com