devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com
Dale clic aquí para recibir actualizaciones diarias en tu correo electrónico.

 

Salga de la cueva en donde está metido

Salga de la cueva en donde está metido

1.- Lectura Bíblica : Romanos 12:18

2.- Versículo para memorizar:

“Si es posible, y en cuanto dependa de ustedes, vivan en paz con todos.” (Romanos 12:18)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Pedro Mamani vive hace más de 39 años en una gruta en un pueblo del norte de Argentina, alejado del mundo, sin agua, luz ni teléfono. Unos dicen que es extraordinario, otros que está loco; a él no le preocupa lo que murmuran alrededor, sino vivir su propia experiencia.

"Aquí tengo tranquilidad y me quedo. Viene gente a visitarme y le cuento mi historia", relata.

El primer paso fue alejar los animales del lugar; lo hizo ayudado con fuego. Después se instaló allí para siempre. Habita la provincia de Tucumán, a 1.200 Km al norte de Buenos Aires. El pueblo más cercano a la caverna está a tres kilómetros.

De vez en cuando recorre esa distancia para aprovisionarse de víveres en el poblado de San Pedro de Colalao.

Duerme sobre una cama hecha con ropa abultada. A 100 metros hay una cascada de la que obtiene agua para tomar y bañarse. Para no aburrirse, escucha la radio, aparato que le regalaron en el pueblo.

Cultiva una pequeña huerta y cría gallinas. Una que otra vez, caza. Lo visitan muchos turistas, que quieren ver para creer.

Me gusta la soledad. A veces convivir con otras personas resulta complicado”, explica para sustentar su decisión de vivir en una cueva.

Por momentos, todos somos como el protagonista de la historia. Pedro no quiere conflictuar con nadie, nosotros tampoco. No obstante, convivir nos lleva a enfrentar situaciones conflictivas, querámoslo o no.

El apóstol Pablo escribió un poderoso mensaje que le invito a considerar:“Si es posible, y en cuanto dependa de ustedes, vivan en paz con todos.” (Romanos 12:18)

La paz de la que habla el escritor bíblico, debe ejercer influencia en su círculo familiar y con quienes le rodean.

Hay tres consejos para llevarnos bien con otras personas: entender que todos somos diferentes y pensamos distinto, por tanto desarrollar tolerancia; segundo, perdonar las ofensas si queremos que los demás perdonen nuestros errores, y en tercer lugar, pasar por alto las trivialidades. Muchas veces armamos tormentas en un vaso de agua.

Es hora de salirnos de la caverna donde nos encontramos aislados y mejorar nuestras relaciones interpersonales. Lo hacemos cuando reconocemos que la soledad no es buena y que, temprano o tarde, debemos tratar con otras personas.

Otro elemento fundamental es que Dios tome el control de sus pensamientos y acciones.

Si aún no ha recibido a Jesucristo como Señor y Salvador, es hora de que le abra las puertas de su corazón. Es la mejor decisión que jamás podrá tomar.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Cómo es su relación con el cónyuge, los hijos y otras personas?

b.- ¿Por qué cree que se le dificulta interactuar con los demás?

c.- ¿Creería que usted tiene algún grado de responsabilidad en esas dificultades?

d.- ¿Qué enseña a su vida el pasaje bíblico de Romanos 12:18?

e.- ¿Qué cambios debe imprimir en su relación con otras personas?


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT