devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com
Dale clic aquí para recibir actualizaciones diarias en tu correo electrónico.

 

Permita que el amor familiar permanezca vivo

Permita que el amor familiar permanezca vivo

1.- Lectura Bíblica: 1 Corintios 13:8; Lucas 6:27-31

2.- Versículo para memorizar:

“La profecía, el hablar en idiomas desconocidos, y el conocimiento especial se volverán inútiles. ¡Pero el amor durará para siempre!” (1 Corintios 13:8 a)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Iris Marshall es una escritora famosa cuando conoció a su esposo. Pasados los 60 años, ella comenzó a padecer una enfermedad cerebral degenerativa. No obstante su esposo, no solo la cuidó sino que la amó hasta el fin de sus días. Probó con hechos que “el amor nunca deja de ser”.

Cuando hay amor, no solo crecemos en nuestra relación familiar, sino que resistimos las situaciones difíciles que puedan tocar las puertas de nuestra casa. El hogar seguirá sólido, nada impedirá que sigamos adelante.

Recordemos la historia de una pareja de ancianos de México, quienes llevaban cerca de setenta años casados y aún seguían juntos. “El secreto— le dijo el hombre a los periodistas— ha sido nunca guardar rencores hacia mi esposa. Y ella aprendió ese principio.” ¡Tremendo ejemplo de vida! El amor nunca deja de ser…

¿Le impactó? Creo que a todos porque el amor está por encima de todas las circunstancias. Es el mismo amor que debe primar en familia. Es el amor que hace todo posible, y que por supuesto, proviene de Dios. El apóstol Pablo lo dejó claro al escribir a los creyentes de Corinto: “La profecía, el hablar en idiomas desconocidos, y el conocimiento especial se volverán inútiles. ¡Pero el amor durará para siempre!” (1 Corintios 13:8 a)

Sobre esa base no podemos justificarnos si hoy fuéramos a la Presencia de Dios para argumentarle que deseamos divorciarnos. ¿Dónde está en la Biblia eso? Sin duda no hay razón de peso, salvo fornicación o adulterio en uno de los componentes. Y aún así, por una institución muy valiosa para Dios como es la familia, el paso sería el perdón y ofrecer una nueva oportunidad.

Nuestro amado Salvador Jesús llamó a sus seguidores a perdonar a quienes le causan daño, ¿cuánto más debemos hacerlo con los integrantes de la familia: “A los que están dispuestos a escuchar, les digo: ¡amen a sus enemigos! Hagan bien a quienes los odian. Bendigan a quienes los maldicen. Oren por aquellos que los lastiman. Si alguien te da una bofetada en una mejilla, ofrécele también la otra mejilla. Si alguien te exige el abrigo, ofrécele también la camisa. Dale a cualquiera que te pida; y cuando te quiten las cosas, no trates de recuperarlas. Traten a los demás como les gustaría que ellos los trataran a ustedes.” (Lucas 6:27-31. NTV)

Podemos estancarnos guardando rencor hacia nuestros seres amados: el cónyuge, los hijos y las personas de nuestro entorno familiar, o dar un paso más allá, avanzar una milla, y disponernos para cambiar.

Es cierto, surgirán momentos difíciles, pero aún así, estamos llamados a dejar libres a quienes hemos odiado o por quienes hemos mantenido resentimiento, y más grave cuando se trata de los miembros de la familia. Y los dejamos libres al perdonarles y sepultar en el fondo del mar, los recuerdos dolorosos que nos llevan a buscar la venganza o asumir una actitud revanchista (Cf. Malaquías 7:18, 19)

El amor a la familia va mucho más allá de decir “Te perdono”. Compromete nuestra disposición y perseverancia para que ese perdón se haga real. Si hemos perdonado de corazón, lo mostraremos no volviendo a sacarle en cara su error a quien le ofendió.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual

a.- ¿Por qué resulta importante el amor en la relación familiar?

b.- ¿Hasta cuándo van los límites del amor (1 Corintios 13:8)?

c.- ¿A qué nos llama nuestro amado Dios, según Lucas 6:27-31?

d.- ¿Podría enumerar algunas de las actitudes que ayudan a consolidar la relación familiar (Colosenses 3:12-14)?

e.- ¿Cómo deben actuar los “escogidos de Dios”?

g.- ¿Por qué resulta de tanta importancia el diálogo en familia?

f.- ¿Cómo podemos lograr que haya entendimiento en la relación familiar?


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT