devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com
Dale clic aquí para recibir actualizaciones diarias en tu correo electrónico.

 

La revolución de los principios y valores

La revolución de los principios y valores

Lectura Bíblica: 1 Timoteo 4:12

Versículo para Memorizar:

“Ninguno Tenga en Poco tu juventud, sino Sé EJEMPLO de los creyentes en Palabra, Conducta, Amor, Espíritu, Fe y Pureza.” (1 Timoteo 4:12)

3. Reflexión en la Palabra de Dios:

El soborno y la corrupción alcanzan en el mundo cifras alarmantes y, conforme pasa el tiempo, amenazan con tomar la fuerza de una epidemia en todos los renglones de la sociedad. Usted y yo estamos amenazados por su presencia, y lo más preocupante es que muchos cristianos que profesan una fe indeclinable en el Señor Jesucristo, sucumben.

A mediados del 2004 un informe del conocido diario Tiempo Financiero daba cuenta sobre perdidas por 192 millones de dólares en Kenya como producto de tratos irregulares del gobierno de ese país con particulares. En Indonesia, según el mismo informe y por circunstancias similares, se habrían esfumado 2.350 millones de dólares en los dos últimos años, tan solo en ciento diez investigaciones que se han resuelto hasta el momento.

¿Se imagina cuánta labor social se habría podido desarrollar con este dinero? ¿Tiene una dimensión aproximada de cuántas personas no habrían muerto de hambre en África y el Caribe si estos recursos se hubieran invertido apropiadamente?

En todos los casos los causantes de los perjuicios fueron personas, comunes y corrientes, como usted o yo, con las mismas potencialidades y tentaciones, pero con la enorme diferencia de que— como si fueran fichas de un ajedrez— ocupaban posiciones de relevancia en estamentos estatales.

En la práctica, se estima que una de cuatro campañas políticas en los países del mundo no tienen control en cuanto a movimientos financieros, lo que les convierte en blancos fáciles para que ingresen dineros fruto de la corrupción.

Como si se tratase de un concurso para determinar quiénes son los “campeones” en haber protagonizado escándalos, la Organización Transparencia Internacional (2000-2001) publicó los nombres de cinco ex gobernantes de países con el monto de la cuantía de los recursos que, tras las investigaciones, resultaron provenir de negocios y movimientos irregulares.

También estima la organización internacional que en sobornos se cancelan en los países alrededor de un billón de dólares anualmente.

Ahora, si nuestro mundo está severamente permeado por la corrupción , ¿imagina el impacto que podemos lograr si allí donde nos desenvolvemos recobramos el valor de la honestidad ? Puedo asegurarle que provocaremos una verdadera revolución.

No perder tiempo en el empleo, no hacer trampas en el estudio, no mentir al cónyuge, dedicar tiempo –el tiempo apropiado— a nuestros hijos. ¡Una verdadera revolución! Con ayuda de Dios podemos lograrlo, hoy, ahora… Esa es la meta… Comenzar cambios en este momento, prendidos de Su mano poderosa…

Hay una reflexión valiosa de Billy Graham que comparto con usted:
“La pureza en la conducta incluye la honestidad e integridad en el trato con nuestros semejantes. Un cristiano debe ser conocido en su barrio o en su lugar de trabajo como un hombre honrado en el que se puede confiar.” (Joan Winmili Brown. Compilación. “Día a Día con Billy Graham”. Editorial Mundo Hispano.2006)
El apóstol Pablo dejó sentado el asunto cuando escribió: “Ninguno Tenga en Poco tu juventud, sino Sé EJEMPLO de los creyentes en Palabra, Conducta, Amor, Espíritu, Fe y Pureza.” (1 Timoteo 4:12)

Usted y yo estamos llamados a transformar la sociedad en la que nos desenvolvemos a partir de principios y valores cristianos. Es una enorme responsabilidad, pero cuando imprimimos cambios en nuestra forma de pensar y actuar, esos cambios impactan a quienes nos rodean comenzando por nuestra propia familia.

4. Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a. ¿Se ha dejado afectar por la corrupción que toma fuerza en todas partes?

b. ¿Vive la honestidad en todo cuanto hace?

c. ¿Corrigió aquél error de deshonestidad en el que incurrió alguna vez?

d. ¿Está dispuesto a pedirle al Señor Jesús su ayuda para sobreponerse a la tentación de incurrir en engaño?

e. ¿A qué cosas que sabe, son deshonestas, debe renunciar hoy?


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com