devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com
Dale clic aquí para recibir actualizaciones diarias en tu correo electrónico.

 

Tres áreas de su vida donde Dios obra poderosamente

Tres áreas de su vida donde Dios obra poderosamente

1.- Lectura Bíblica : Mateo 11:28; Lucas 4:18-21

2.- Versículo para Memorizar :

“Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28).

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Por mucho tiempo Ludivia no pudo desarrollar su vida normalmente. Estaba embargada por temores, discutía con su pareja y los miedos que la impactaron en su niñez, fueron los mismos que le transmitía a sus hijos. Y todo iba así, de mal en peor, hasta que decidió que era tiempo de hacer un alto en el camino. Ese día le abrió las puertas de su corazón a Jesucristo y permitió que Él la sanara. ¡El sí sabe cómo hacerlo!

Cuando alguien por factores externos e incluso generacionales, evidencia algún grado de descompensación emocional, es necesario que experimente en su vida la Sanidad Interior en la cual Jesucristo, como nuestro Señor y guiador, juega un papel fundamental. La sanidad se opera en tres áreas:

1.- Área Sicológica.

2.- Área Espiritual

3.- Área Física

La sumatoria de estas tres áreas constituyen el ser en su integralidad que es como lo describe el apóstol Pablo: espíritu, alma (gr. Sique) y cuerpo.

Aunque la Sicología ha hecho avances de significación en el tratamiento de alguien que enfrentan algún grado de afección en su Siquis, solamente Jesucristo puede obrar una sanidad plena e integral.

Jesucristo dijo: “Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28). Con este símil estaba explicando que temores, delirios, inquietudes y traumas, entre otros, debemos entregárselos a Él para que ministre la sanidad en nuestro ser.

Los sicólogos ayudan hasta cierto punto, pero no pueden obrar plenamente hasta en la parte más íntima de una persona. Cristo sí, porque Él mismo estuvo desde antes de que todo existiera y fue partícipe de nuestra creación. Él es quien puede sanarnos realmente.

El proceso comienza cuando reconocemos, comprendemos y asumidos el perdón que Él logró en la cruz de todos nuestros pecados. Todo lo que hicimos en el pasado queda absolutamente borrado. Delante nuestro se abren las páginas en blanco de una nueva vida.

Si Dios nos perdonó por el sacrificio redentor de Jesús, ¿por qué seguir atormentándonos por el ayer?. No tiene sentido. Asumir que Él ya ganó el perdón (gr. Soso que significa perdón, salvación) para nosotros, nos libera del sentimiento de culpa que arrastran decenas de personas en todo el mundo.

Desconozco cuál sea su situación, pero si de algo estoy seguro es de que Dios traerá sanidad a su mundo interior si le abre las puertas de su corazón. Una amable señora me escribió para decirme que a través de la oración ha ido dejando atrás los traumas. “Dios me escucha y me está sanando”, relata. Dios puede hacer lo mismo con usted. Basta que le rinda su vida a Jesucristo. Puedo asegurarle que no se arrepentirá.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Qué enseña a su vida el texto de Mateo 11:28?

b.- ¿Cómo podemos aplicar en todo nuestro ser lo que enseña Lucas 4:18-21?

c.- ¿Qué puede hacer Dios con alguien traumatizado?

d.- ¿Qué camino debemos tomar si deseamos experimentar sanidad interior?

Permita hoy que Dios obre en su mundo interior.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT