devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com
Dale clic aquí para recibir actualizaciones diarias en tu correo electrónico.

 

Religioso o cristiano auténtico… ¿En dónde se ubica usted?

Religioso o cristiano auténtico… ¿En dónde se ubica usted?

1.- Lectura Bíblica: Lucas 6:1-5.

2.- Versículo para memorizar:

“Entonces Jesús agregó:— El Hijo del Hombre es Señor incluso del día de descanso.” (Lucas 6:5. NTV)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Cuando el joven llegó a la madrugada, perdido en una somnolencia que Irma comprendió, era la consecuencia de pasar la noche consumiendo drogas, tocó levemente a la puerta pero su madre salió a la ventana y bastante airada le dijo: “No dormirás hoy aquí. Estás drogado. Y si te acepto como andas, sumido en el pecado, seré yo la que lleve la peor parte porque Dios dice que a quien sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado.” Tras decirlo, cerró el vidrio.

Leonel, el muchacho, fue asesinado una cuadra después. Lo iban a robar. Él por su parte, y ante la negativa de su madre, se dirigía a la banca de un parque para terminar su resaca.

No es invención, es realidad. Irma trató de justificarse con un versículo, en Santiago 4:17. Pero olvidó tantos y tantos versículos que hablan de amor, de misericordia, de comprensión, de tolerancia. Y, además, ese pasaje bíblico que esgrimió, lo estaba utilizando fuera de contexto.

Aunque no se puede negar que es una mujer buena, carga con la culpa de haber contribuido a la muerte de su hijo. “¿Por qué lo hice?”, suele recriminarse, con lo cual está negando que Dios nos perdona cuando reconocemos nuestros errores, nos arrepentimos y pedimos perdón al Señor.

Sólo hay una palabra para categorizar este tipo de comportamientos: Religiosidad. En esa actitud caen millares de personas diariamente en todo el mundo. Creen que obrando así, a rajatabla e incluso acudiendo a uno que otro pasaje bíblico para justificarse, serán bien vistos por Dios.

¿Es usted este tipo de personas? ¿Se justifica en algunos versículos para dañar a su familia, castigar a sus hijos, cuestionar a su cónyuge o quizá, señalar los errores de sus compañeros de trabajo?

Si descubre que es así, llegó el día de tomar la decisión de cambiar. Permítame compartir con usted una escena en la cual nuestro amado Salvador Jesucristo impartió una tremenda enseñanza:

“Cierto día de descanso, mientras Jesús caminaba por unos terrenos sembrados, sus discípulos arrancaron unas espigas de grano, las frotaron entre sus manos para sacarles la cáscara y se comieron los granos. Algunos fariseos dijeron: — ¿Por qué violan la ley al cosechar granos en el día de descanso? Jesús les respondió: — ¿Acaso no han leído en las Escrituras lo que hizo David cuando él y sus compañeros tuvieron hambre? Entró en la casa de Dios y violó la ley al comer los panes sagrados que solo los sacerdotes pueden comer, y también les dio una porción a sus compañeros. Entonces Jesús agregó: — El Hijo del Hombre es Señor incluso del día de descanso.” (Lucas 6:1-5. NTV)

Cuando permitimos que el amor de Dios gobierne nuestro ser, aplicamos un principio fundamental: La comprensión y el equilibrio. Es ponernos en los zapatos de nuestra pareja, de nuestros hijos, de nuestros amigos. Admitir que si ellos fallan, nosotros también lo hemos hecho. Caer en el fariseísmo no es otra cosa que dejar que el fundamentalismo nos gobierne y creer que las cosas deben ser de tal o cual manera simplemente porque nosotros las asumimos así.

Cuando decidimos emprender una nueva vida, como cristianos, es necesario que le pidamos a Dios sabiduría para actuar apropiadamente en cada caso. Es una forma de vivir a Cristo de manera apropiada donde quiera que nos desenvolvamos y en los espacios en los que ejercemos influencia. ¡Hoy es el día para cambiar!

A propósito: ¿Ya recibió a Jesucristo como Señor y Salvador? Hoy es el día para que le abra las puertas de su corazón. Puedo asegurarle que no se arrepentirá…

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Qué reflexión podría hacer tras leer Lucas 6:1-5.?

b.- ¿Es usted un religioso o realmente está dando pasos para vivir a Cristo en el hogar y en la sociedad?

c.- ¿Ha descubierto comportamientos de “religiosidad” en su forma de pensar y de actuar?

d.- ¿Qué cambios cree que debería aplicar desde hoy a su vida?

e.- ¿Qué meta asume desde hoy para cambiar en su forma de pensar y de actuar?


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com