devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com
Dale clic aquí para recibir actualizaciones diarias en tu correo electrónico.

 

¿Qué ídolos debe derribar de su vida?

¿Qué ídolos debe derribar de su vida?

1. Lectura Bíblica: Éxodo 20:16

2. Versículo para memorizar:

“No tengas ningún otro dios aparte de mí. No te hagas ninguna clase de ídolo ni imagen de ninguna cosa que está en los cielos, en la tierra o en el mar. No te inclines ante ellos ni les rindas culto, porque yo, el Señor tu Dios, soy Dios celoso.... ” (Éxodo 20:3, 4.NTV)

3. Reflexión en la Palabra de Dios:

La noticia la publicaron en Inglaterra. Sheyla, una mujer de 42 años, se suicidó cuando perdió su equipo de fútbol favorito. No podía aceptar la derrota. “Creí que podrían llegar a la final del campeonato”, decía su carta de despedida.

Su esposo, Robert, contó que ella era seguidora de aquél cuadro futbolístico desde su adolescencia. “No se perdía siquiera un partido”, explicó.

La sala, el estudio donde ella solía escribir, la habitación, absolutamente todo está gobernado por la soledad. Hace tres meses el esposo y sus dos hijos se mudaron de casa. Sheyla, la madre que llevaban en lo más profundo de su corazón, se había ido a la eternidad. “No aceptó que sus ídolos quedaran en derrota”, explicaba el diario londinense que recogió la nota.

¿Tiene usted ídolos? No solo el fútbol es un peligroso ídolo. Lo puede ser el trabajo, la adicción al Facebook, a ver el horóscopo, a su cónyuge, a muchísimas cosas alrededor. ¿Habìa pensado en eso? Quizá usted tiene demasiados ídolos que constituyen el eje central de su vida.

Dios advirtió sobre los peligros de los ídolos: “No tengas ningún otro dios aparte de mí. No te hagas ninguna clase de ídolo ni imagen de ninguna cosa que está en los cielos, en la tierra o en el mar. No te inclines ante ellos ni les rindas culto, porque yo, el Señor tu Dios, soy Dios celoso, quien no tolerará que entregues tu corazón a otros dioses. Extiendo los pecados de los padres sobre sus hijos; toda la familia de los que me rechazan queda afectada, hasta los hijos de la tercera y la cuarta generación.” (Éxodo 20:3-5.NTV)

Es importante evaluar nuestra vida y corroborar qué ídolos tenemos, y renunciar a ellos inmediatamente.

Le invito a considerar lo que enseña el reverendo Charles Stanley:
“¿Ha notado usted que ahora la palabra “ídolo” ha sido disociada totalmente de la palabra “idolatría”? En la iglesia, nos disgustamos ante la mención de la idolatría, ya que nos trae a la mente imágenes de becerros de oro y de otras cosas que adoraban los paganos. Sabemos que estas cosas son malas, porque nuestra adoración debe estar dirigida solamente a Dios. ¿Pero sentimos lo mismo en cuanto a los “ídolos”?
La cultura de hoy se deleita con sus ídolos. Tenemos estrellas de la música, reinas de belleza, íconos de la cultura pop y héroes de los deportes, y todos luchan por captar nuestro interés. A cambio de su ardua labor, les damos justamente lo que quieren: nuestra atención.

Nos sentamos durante horas frente al televisor, seguimos las noticias de las celebridades y leemos, vemos o escuchamos cualquier cosa que tenga que ver con lo que nos gusta.

Es necesario que se nos recuerde que un ídolo es cualquier cosa que tenga más valor para nosotros que el Señor. Esto pudieran ser las estrellas de cine, nuestras pertenencias, o incluso nuestros seres queridos.

La naturaleza de la idolatría es su táctica de distracción. Cuando algo aleja nuestra mirada de Dios, nuestra vida comienza a volverse un caos. Traiga sus distracciones al Señor, pídale perdón por las veces que permitió que otras personas o cosas fueran más importantes para usted que Él en su vida. Y pídale que le dé sabiduría para disfrutar sus bendiciones, sin ser cegado por las tentaciones que le alejan de su comunión con Él.”

El único que debe gobernar su vida es Dios. Él es quien debe ocupar el centro de su existencia, de su familia, de sus negocios, de todo cuanto le rodea. Dios es el centro de todo. Él es el más importante. Los ídolos no deben robarle el lugar de honra que sólo a Él le corresponde.

Ábrale las puertas de su corazón a Jesucristo. Puedo asegurarle que no se arrepentirá porque prendidos de Su mano, emprendemos el maravilloso proceso de crecimiento personal y espiritual que anhelamos.

4. Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a. ¿Qué enseñanza que aplica a su vida encuentra en Éxodo 20:3-5?

b. ¿Hay ídolos en su vida?

c. ¿Tiene identificados qué tipo de ídolos son?

d. ¿Pidió perdón a Dios por abrirle espacio en su vida a esos ídolos?

e.- En adelante voy a quitar de mi vida cualquier ídolo que haya construido. Sólo Dios ocupará el primer lugar en mi vida.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com