devocionales.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

devocionales.com

 

Nuestras oraciones son escuchadas por Dios

Nuestras oraciones son escuchadas por Dios

1.- Lectura Bíblica: 2 Crónicas 7:13-15

2.- Versículo para memorizar:

“Mis ojos estarán abiertos y mis oídos atentos a cada oración que se eleve en este lugar.” (2 Crónicas 7:15. NTV)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Probablemente usted es de la infinidad de personas que consideran que nadie oye sus oraciones, que Dios está terriblemente ocupado para atender su clamor o que, sencillamente, no sabe orar. Aquí es bueno recordar que el pecado y nuestro distanciamiento del Señor, levantan una barrera enorme para nuestras oraciones. Es necesario eliminar toda brecha.

Cuando el pueblo de Israel se lamentó por la calamitosa situación que atravesaban, Dios les dejó claro que era necesario dar pasos concretos de conversión de sus malos caminos para entrar en la dimensión en la que lo imposible se hace posible: “Puede ser que a veces yo cierre los cielos para que no llueva o mande langostas para que devoren las cosechas o envíe plagas entre ustedes; pero si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, busca mi rostro y se aparta de su conducta perversa, yo oiré desde el cielo, perdonaré sus pecados y restauraré su tierra. Mis ojos estarán abiertos y mis oídos atentos a cada oración que se eleve en este lugar.” (2 Crónicas 7:13-15. NTV)

Las circunstancias difíciles vendrán, es más, son inevitables. Sin embargo, si en medio de ese desierto estamos clamando al Señor y pareciera que nada ocurre, es tiempo de revisar si hay pecado oculto en nuestra vida o si estamos buscándole solamente por el milagro. Cuando hay sincera disposición de búsqueda, nuestro Padre dice que cambiará las circunstancias, en respuesta a nuestro clamor.

Arrepentirse, apartarse del pecado y volver la mirada a Dios, tres elementos claves que debemos aprender y aplicar a nuestra vida diaria. ¡Los milagros ocurrirán!

Dios es Dios siempre. Es nuestro Padre. Se preocupa por nuestras necesidades. No es algo casual, es consistente en el tiempo. Entonces, si Dios está atento a nosotros… ¿Por qué le olvidamos cuando las cosas van bien?

Una mujer desesperada me escribía: “Mi marido se fue de casa. Anda de correrías con otra mujer. Oro y Dios no responde.” Por supuesto, ella era del enorme grupo de personas que sólo buscan al Señor en los momentos de crisis. El Señor sí respondió, pero cuando hubo en ella una búsqueda sincera, no solo para resolver su situación.

El apóstol Pablo escribió algo que debe animarnos a buscar a nuestro Padre en todas las circunstancias, buenas y malas, no en momentos de crisis únicamente: “Pónganse la salvación como casco y tomen la espada del Espíritu, la cual es la palabra de Dios. Oren en el Espíritu en todo momento y en toda ocasión.” (Efesios 6:17, 18 a. NTV)

Nuestra vida de oración necesariamente debe tener una nueva dinámica. Y esa nueva dinámica parte de la decisión de buscar al Señor en todas las circunstancias.

Hoy es el día oportuno para que le imprima una nueva dinámica a su vida. Si toma la decisión, ábrale las puertas de su corazón al Señor Jesús. Puedo asegurarle que no se arrepentirá. Su vida será transformada.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Por qué recomienda el apóstol Pablo que oremos en todo tiempo (Efesios 6:17, 18)?

b.- ¿Qué nos enseña Efesios 6:18 y 1 Tesalonicenses 5:17 respecto a la perseverancia en oración?

c.- ¿Qué puede ocurrir cuando oramos Mateo 16:19?

d.- ¿Qué aprendemos sobre la oración de intercesión que establecen varios creyentes (Mateo 18:19, 20)?

e.- ¿Qué decisión tomo en mi vida personal respecto a la oración?


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en selecciondesermones.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT